Nuevas estrellas brillan en el Auditorio Almansa (Crítica-Locus Romanus)

El elenco de "Locus Romanus" al completo Foto:Pepe H

El elenco de “Locus Romanus” al completo Foto:Pepe H

A funny thing happened on the way to the forum, escrito por Burt Shevelove y Larry Gelbart en los sesenta, es la fuente de inspiración de Locus Romanus, el trabajo fin de curso de un grupo de alumnos de último año de Interpretación Musical de la Escuela de Arte Dramático de Murcia. Ellos han abierto este año el camino en el Festival de Teatro de San Javier a otros que lo harán después pero que ya pasaron por la ESAD en su momento, Carlos Santos y Cristina Alcázar, y, viendo el nivel de algunos, quien dice que no les alcanzarán en sus carreras profesionales.

Locus Romanus se estrenó en marzo en el Teatro Circo de Murcia, dentro del Ciclo La ESAD enseña, lo hicieron entonces con otros tres grupos de alumnos que representaron otras tres funciones también trabajos fin de curso. Entonces su director, César Oliva Bernal, destacó en su presentación que durante los ensayos se hizo mucho hincapié en la interpretación.

Buscando novia para Hero Foto: Pepe H

Buscando novia para Hero Foto: Pepe H

Locus Romanus es una historia de amor, la de Hero y su inocente amada Philia, vendida a un apuesto, famoso y fanfarrón capitán romano al que no conoce. Para ayudar a su amo y alcanzar la libertad Pseudolus y Quasia intentan hacerlos escapar de la ciudad a espaldas de sus padres y ayudados por otro esclavo. En toda esta historia se mezclan un grupo de concubinas y los alocados padres de Hero que vienen a complicar la huida.

La historia, la de A funny thing happened on the way to the forum, hubo que ajustarla a las necesidades de la compañía. Comentaba Oliva en marzo que han tenido que adaptar 18 personajes a 10 actores y además conseguir que fuera una obra coral donde todos tuvieran protagonismo, de modo que hubo que desdoblar el papel de Pseudolus en dos, Pseudolus y Quasia, redistribuir canciones para que todos pudieran cantar o incluso convertirlas en duos así como algunos monólogos en diálogos. Todo esto dio pie también al cambio de nombre y llegar así a Locus Romanus.

Nuevos talentos

senex

Senex y su esposa en un momento de la representación. Foto: Pepe H.

En total son 10 alumnos -acompañados de estudiantes de otros años y del director de la Escuela, Juan Ángel Serrano, en el papel de Erronius- que demuestran sobre el escenario todo lo aprendido en cuanto a interpretación, voz, canto danza, escenografía y demás durante estos años en la ESAD que ya les ha abierto las puertas para que comiencen su carrera profesional. Entre ellos sorprendieron, y para bien, los esclavos y narradores Virginia Zambrana como Quasia y Alejandro Rodríguez como Pseudolus, así como el preocupado y nervioso Histerium, al que dio vida Antonio Chumillas, destacando entre todos, Carlos Jorge Martínez, Senex, con un divertido y conseguido anciano ligón harto de su mujer con la que debe cargar hasta en busto de piedra.

Los alumnos participaron en todo el proceso creativo de la representación, contando con la ayuda del fallecido Fernando Vidal en cuanto a la escenografía. También sobre el escenario estuvieron acompañados por un grupo de alumnos del Conservatorio que interpretaron en directo las canciones del musical compuestas por Sondheim.

La participación de estos alumnos en el Festival de Teatro forma parte del convenio entre este con la ESAD gracias al cual se han impartido talleres y algunos de sus alumnos han realizado prácticas externas.

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s