Juanjo Artero: “Tiene que ser duro no saludar a tu amigo por miedo”

PD Dia 11-19 (1)

Katherine Kresmann Taylor no pudo fimar su obra Paradero desconocido con su verdadero nombre, una mujer hablando sobre el nazismo era demasiado, por eso se quitó su nombre de pila. Esta es solo una muestra de la realidad de aquellos años donde, según quien fueras, más te valía estar escondido y callado si querías contarlo.

Y en esas están Martin Schulse y Max Eisenstein, dos amigos, “casi hermanos” dice Juanjo Artero, que da vida al primero de ellos, cuando sus vidas se separan y este abandona EEUU, donde regenta una galería de arte junto a su amigo, para volver a Alemania. La historia original se construye con las cartas que uno y otro se envían durante años y a través de ellas asistimos al ascenso del nazismo y al cambio en la relación entre ellos, porque Eisenstein es judio.

Los actores en la presentación de la obra en el Teatro Circo. Foto:Teatrico

Los actores en la presentación de la obra en el Teatro Circo. Foto:Teatrico

La adaptación que ha hecho Laila Ripoll de esta obra es diferente a lo que se venía haciendo hasta ahora donde solo dos actores interpretaban el texto, como hacen en París, donde desde 2010 se lee la obra desde sendos atriles. Aquí Ripoll la ha convertido en algo más, en “un cabaret, un espectáculo”, dice Artero, a lo que ayuda la música original tocada en directo por la pianista Rosa Blanco y proyecciones de películas de la época.

Añade Artero que Kresmann “era una visionaria y si le hubieran hecho caso no hubieran habido tantos muertos, avisa de que la historia, sino se cuida, se puede volver a repetir” y es que la trama de Paradero Desconocido es “extrapolable a la época actual” apuntó Sara Casasnovas, quien explicó que “es la historia de una venganza, PD dia 13-10del quiebro de unos valores cuando sucede algo tan determinante como el nazismo”, así como de “donde están los límites de cada uno para pasar de ser una persona entrañable a algo opuesto, de la capacidad de aguante” apuntó Juanjo Cucalón quien da vida al personaje judio. “Tiene que ser duro no saludar a tu amigo por miedo, pero nunca sabes como vas a actuar” señaló Artero.

En esta adaptación de Laila Ripoll aparece por primera vez la figura de Griselle, la hermana de Max Eisenstein, que aparece en las cartas pero nunca lo había hecho en el teatro, interpretada por Sara Casasnovas, quien asegura que su personaje “tiene una faceta de dualidad porque por una parte es un hada y deambula y toma pies en la tierra como una mujer que ve y padece el genocidio. Estoy pero no estoy, es un nexo conductor, como la maestra de ceremonias” explicó.

La obra, aunque dramática, también tiene toques de humor que facilitan conocer la relación entre los amigos a la vez que hacen que el deterioro de la misma sea más duro para el espectador.

Paradero desconocido viene de representarse en el Festival de Teatro de Málaga y hace doble parada esta semana en la Región.

Jueves 30 de enero: Nuevo Teatro Circo (Cartagena)

Viernes 31 de enero: Teatro Circo (Murcia)

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s