¡Qué poco hemos cambiado! (Crítica-Pluto)

Crémilo contándole a Pluto lo que pasa con el dinero. Foto:Pentación

Crémilo contándole a Pluto lo que pasa con el dinero. Foto:Pentación

El día que Aristófanes se sentó a escribir Pluto no pensaba, digo yo, que más de 2300 años después su texto iba a parecer escrito el día antes. Ahora que se lleva mucho eso de representar obras clásicas con temas actuales no puedes evitar asentir con la cabeza y sonreír, o lamentarte, conforme avanza la trama.

El escritor griego imaginó una historia donde el dios del dinero, Pluto, ciego para repartir la riqueza sin prejuicios, recuperara la vista después de muchos años de que fueran los corruptos quienes la acapararan, precisamente aprovechándose de su ceguera. De eso se encarga Crémilo, interpretado por Marcial Álvarez, al que el Oráculo le recomienda seguir a la primera persona que se cruce en la calle ya que ella le ayudará a solucionar sus problemas. Esa persona es Pluto, al que da vida Javier Gurruchaga, que vaga por las calles de Atenas como un mendigo cantando Ciego soy.

La Dama lamentándose rodeada del coro. Foto:Pentación

La Dama lamentándose rodeada del coro. Foto:Pentación

El dinero, por fin, se reparte entre los pobres y los ricos se lamentan de no poder seguir llevando su vida anterior, de que incluso los pobres que les adoraban, como en el caso del Puto y la Dama, les den de lado.

Esta versión de Pluto de Magüi Mira se salpica con actuaciones musicales encabezadas por Javier Gurruchaga, que da vida a Pluto y a su antagonista, la diosa Pobreza, en su mejor versión crooner que arranca los mayores aplausos de la noche. Tampoco falta sobre el escenario el tradicional coro griego formado por el resto de actores que, tras la correspondiente máscara, acompañan la escena y las actuaciones con sus voces y sus bailes.

Pluto es de esos textos que propician el debate a la salida del teatro. ¿Hemos cambiado en algo?. ¿Seguirán siempre los poderosos llenándose los bolsillos a costa del pueblo?. ¿Pueden ser todos los hombres igual de ricos?. ¿Qué pasaría si nadie tuviera necesidad de trabajar?. Encienda la tele, igual en algún debate político se lo están preguntando.

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s