Solo la voz (Crítica-El discurso del rey)

_mon9924

Ensayo general de la obra “El Discurso del Rey”, dirigida por Magüi Mira, en el Teatro Español de Madrid.

La historia la conocemos de sobra, eso sí, la gran mayoría por la película. El rey Jorge V muere, hereda su hijo, el que fue Eduardo VIII, que no llega a cumplir el año en el trono del que abdica para casarse con Wallis Simpson, divorciada, así que le toca el turno a su hermano menor, Bertie. Todo sería lo esperado excepto si tenemos en cuenta que lo de hablar en público a Bertie no le va. Tartamudo desde niño ponerse delante de miles de personas a soltar un discurso se le hace un mundo. En esas estamos cuando su mujer, la que a día de hoy todos recordamos como la Reina Madre de Inglaterra, se empeña en que vaya a un logopeda diferente a todos lo que había ido hasta entonces. Y no sigo más no sea que alguien no haya visto la película.

El film, como decíamos, ganó cuatro Oscar en 2011, y desde ahora la podemos disfrutar como obra de teatro en España. Adrián Lastra se pone en la piel del futuro rey Jorge VI en una adaptación teatral que muestra de una manera más visceral la angustia por la que pasaba el príncipe Alberto cada vez que se veía obligado a ofrecer un discurso. Le acompañan en este trance su esposa, interpretada por Ana Villa, y Roberto Álvarez, que da vida al divertido Lionel Logue, el logopeda, que poco a poco se va ganando la confianza del príncipe.

Las pesadillas del futuro rey según se acerca el momento de ocupar el trono, las conversaciones con su hermano donde vemos cuales son las preocupaciones de cada uno,eldiscursodelrey el discurso de la reina animando a las mujeres ante la guerra o el discurso final, tras todo lo aprendido, son los momentos más destacables de la obra. Adrián Lastra hace un difícil trabajo para evitar caer en la caricatura a la hora de interpretar a un tartamudo, destacando también en el esfuerzo del rey Jorge VI por no hacerlo al final, junto a él un divertido Roberto Álvarez interpretando a un Logue seguro de sí mismo y de vuelta de todo.

Alguna escena poco hilada, como la del ensayo de la coronación, que parece casi metida con calzador, es uno de los pocos peros que se pueden poner. La obra se desarrolla en una sola escenografía que hace uso de la luz y los bailes de los actores, que no abandonan el escenario, sirven para pasar de una escena a otra.

El discurso del rey es también una llamada de atención sobre el papel del rey, él mismo se pregunta por su función si no puede tomar ningún tipo de decisión. Solo le queda su voz.

Lugar: Teatro Romea

Fecha: 26 de febrero

Pinchando aquí os dejo la entrevista que hice a Roberto Álvarez en el magazine `Aquí y ahora´ de romMurcia.

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s