Volvemos al agujero (Crítica-The Hole Zero)

Esta vez The Hole Zero nos hace viajar en el tiempo hasta la Nochevieja de 1979. Nos trasladamos al Studio 54 en New York de mano de nuestro maestro de ceremonias, en mi caso, La Terremoto de Alcorcón (estarán también Manu Badenes y Txabi Franquesa) para conocer los orígenes del agujero, hasta allí se fue ella intentando olvidar a Cristobal, su novio-rata.

The Hole Zero es la precuela de The Hole, pero, como ya advierten no hace falta haber visto ninguno de los otros espectáculos, todos son independientes. En este nuevo espectáculo nos encontramos elementos que ya hemos visto antes, el patio de butacas del Teatro Circo Murcia se convierte en un cabaret con mesas, camareros y parte del show se realiza entre el público (si son vergonzosos no se pongan en las mesas). Tenemos un maestro de ceremonias, increibles números acrobáticos y mucha música. Lo que se echa de menos en esta nueva edición del agujero es más historia, mientras que en el primero conocíamos la historia de amor entre el MC y su rata y en el segundo vivíamos su reencuentro e intento de reconquista en este último la historia como tal casi no existe. Y apenas hay personajes que intervengan en ella, como lo hacían el Pony Loco, la Generala, el Gato Volador o el Censor por lo que el MC se limita practicamente solo a hablar con Conci, su conciencia, y es menos loco que los anteriores.

Sin embargo, un punto a favor de este The Hole Zero es que, como prometían, es más arriesgado. Los números acrobáticos han subido el nivel, tanto que es necesario contar  con una red de seguridad cuando los Harlem Cuban Kings salen al escenario, arriesgada también es la actuación de los Meleshin Brothers y bellísima y novedosa la coreografía de Oleg Tatarynov en el aerial pole. Por primera vez en el Teatro Circo Murcia podremos ver una Rueda de la Muerte, en mi caso con Jesse Brandao dentro y sobre ella, y volvemos a ver un número de aro aéreo esta vez con Daniel Sullivan haciendo facil lo dificil. También disfrutamos de nuevo de la voz de Julio Bellido, como ya hicimos en The Hole, esta vez como Bola Disco así como Lorena Calero, que es esta vez la encargada de dar voz a la Diva. El hueco del Pony Loco o del Gato Volador lo ocupa Axe Peña como Salomón pero no provoca ni mucho menos el alboroto de sus antecesores entre el público. El toque de humor, además de La Terre, lo pone su conciencia, Noelia Pompa, bueno, humor y algo más, y Maria Garrido como la salida y entrañable Lucy.

Volver a The Hole es como volver a casa, volver a un sitio donde ya has estado, donde has sido feliz y donde volverías otra vez. Formen parte de The Hole, porque para salir en el agujero, hay que estar en el agujero.

Recuerda The Hole pinchando aquí

Recuerda The Hole 2 pinchando aquí

 

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s