El otro Ben-Hur (Crítica Ben-Hur)

IMG_20180803_140947

A esta carrera de cuádrigas no le falta de nada. Foto: PepeH

Ben-Hur ha dejado de ser un drama épico para convertirse en una comedia no menos épica. Yllana y Nancho Novo se han unido para darle la vuelta a la historia de este principe convertido en esclavo que interpretó Charlton Heston en el cine, papel que le valió el único Oscar de su carrera y con el que el Festival Internacional de Teatro, Música y Danza de San Javier abrió su 49 edición.

La novedad además viene dada por el uso de lo que Yllana ha venido a llamar Teatromascope, una pantalla de 18 metros donde imágenes de la Roma del año 30 d.C nos ayudan a ubicar la escena. Cinco actores se meten en la piel de todos los personajes que pasan por la vida de Ben-Hur, interpretado por Vicent Miralles en esta ocasión y no por Victor Massan como en el Festival del Mérida donde se estrenó esta obra hace unos días.

Esta otra historia de Ben-Hur, la verdadera- ¿por qué no?- historia del esclavo puede no estar tan lejos de la realidad y es que Gore Vidal, uno de los guionistas, desveló que a Heston se le ocultó que la relación entre Mesala y su personaje iba más allá de la de dos hermanastros. Sí lo sabía, sin embargo, Stephen Boyd y también lo sabían Yllana y Novo que no han dejado este detalle de lado y desde un principio queda clara la atracción de Ben-Hur por su hermano.

IMG_20180803_140943

En este Ben-Hur te sorprende lo que menos te esperas. Foto:PepeH

La obra está plagada de gags, algunos facilones, y de reivindicaciones. Estas vienen de mano de las mujeres, Eva Isanta y Elena Lombao, que interpretan a la madre y la hermana de Ben-Hur, ambas son apartadas de la trama a la primera de cambio y piden más protagonismo en esta historia y en la sociedad.

La participación del público en este Ben-Hur es clave ya que puede pasar de ser pueblo romano a remeros. Esta escena, junto con la mítica carrera de cuádrigas, son dos de los momentos más esperados y es aquí donde el Teatromascope juega un papel fundamental para llevarnos a alta mar o hacernos correr veloces por el circo, entre empujones y caidas. Sin duda el mejor momento, aquí también, de la historia.

Junto a los nombrados completan el reparto Agustín Jiménez, que se desdobla en multitud de papeles, desde rey Melchor a corredor de cuádrigas, Fael García, que da vida a Mesala y Richard Collins-Moore que ha dejado La llamada para convertirse por momentos aquí en Jesús pero sin dejar de hacernos bailar.

 

 

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s