Intenso Mayorga (Crítica-Intensamente azules)

Intensamente azules

Cesar Sarachu en un momento de la representación. Foto:Teatro de la Abadía

Dice Juan Mayorga que un día se levantó y vio que sus gafas se habían roto. Recordó que tenía unas gafas de bucear intensamente azules que le habían regalado por su cumpleaños y se las puso para ver por donde iba. Esta experiencia se convirtió en un relato corto y este después en un monólogo teatral, Intensamente azules, a cargo de Cesar Sarachu, que dirige el propio Mayorga y que pudimos ver en la penúltima cita con el Festival de Teatro, Música y Danza de San Javier.

La obra se basa en aquello de todo depende del color del cristal con el que lo mires ya que nuestro protagonista empieza a ver la vida de otra manera después de empezar a usar estas gafas. De repente empieza a entender libros que antes nunca hubiera imaginado comprender, la gente le mira y le trata de otra manera, hace nuevos amigos e incluso la gente a su alrededor empieza a cambiar. Eso sí, todo esto no es tan fácil como puede parecer para el común de los mortales, la obra está plagada de momentos surrealistas difíciles de entender, de saber si son reales o no, llena de referencias filosóficas- el protagonista se vuelve un amante de Schopenhauer- y asistes a un monólogo de algo más de una hora sin saber muy bien a donde te quieren llevar. Oye, que igual consiste en esto, en salir de la sala e intentar descifrar con tus acompañantes de que va la cosa y alegrarte cuando parece que lo has entendido o darte por satisfecho con tu propia conclusión.

Intensamente azules se representó en el Centro Cultural de Santiago de la Ribera donde no se pudo apreciar bien la escenografía ni, sobre todo, la iluminación de Juan Gómez Cornejo. El público quedó frio tras la representación a tenor de los aplausos que no son los habituales ni para el actor, ni para el director.

Tras la obra hubo un debate con el actor y quien quisiera participar (también se hizo con Nekrassov) aunque alguno decía a la salida ante la propuesta: me voy a tomarme un cubata a ver si me entero mejor. Y es que las cosas junto al mar y con una copa en la mano a veces se ven más claras, aunque sea de noche y no se vean intensamente azules.

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s