«Nada está acabado hasta que se termina» (Crítica-El Diccionario)

eldiccionario

Parece broma que una enfermedad cuyo primer síntoma es la pérdida de memoria se lleve a una bibliotecaria, cuyo oficio es ordenar y cuidar de tantas y tantas historias. Eso le pasó a María Moliner que entre palabra y palabra de su Diccionario las iba olvidando por una arterioesclerosis cerebral.
Sigue leyendo ««Nada está acabado hasta que se termina» (Crítica-El Diccionario)»

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑