¿Amén a todo? (Crítica-Enfrentados)

Arturo Fernández y David Boceta protagonizan "Enfrentados". Foto:Pepe H

Arturo Fernández y David Boceta protagonizan “Enfrentados”. Foto:Pepe H

Enfrentados se escribió en 1980. Quién lo diría viendo los temas que trata: matrimonio homosexual, el acceso al sacerdocio de las mujeres y el matrimonio de los curas. Pero sobre todo, y planeando sobre todos ellos, la lucha entre los dictados de la Iglesia y las enseñanzas de Jesús según la Biblia.

El padre Jose Mª se lo dice muy claro al joven Tomás de la Casa “Esto es un club con unas normas, ¿dónde quieres estar? ¿fuera o dentro?”. El seminarista insiste, quiere estar dentro, quiere ser cura, pero un cura tan impulsivo que está mal visto por esa jerarquía a la que el padre José Mª le aconseja que no lleve la contraria.

Ambos se conocen en medio de un debate de los que el padre José Mª realiza antes de concluir sus misas en una parroquia de gente bien y cuyas reflexiones utiliza para su programa de televisión. El joven seminarista interrumpe en mitad de la discusión a donde el obispo le ha enviado para que aprenda “diplomacia y tacto”. El viejo sacerdote lo acoge bajo su protección dispuesto a doblegar al proyecto de cura para que no le de mucho a eso de pensar y empiece a practicar lo de la resignación. Entre tanto, y casi sin darse cuenta, el padre José Mª empezará a reconocer que quizás la Iglesia deba empezar a mirar hacia adelante y adaptarse al siglo en el que vive.

Arturo Fernández recogió el premio del Festival. Foto:Pepe H

Arturo Fernández recogió el premio del Festival. Foto:Pepe H

Dentro del alzacuellos del padre José Mª se ha metido Arturo Fernández, eso si, un cura al estilo chatín, no iba a ser menos, un cura elegante y guaperas como el actor, que recogió el premio del Festival de Teatro, Música y Danza de San Javier al termino de la representación que acabó con el público en pie. 

Al padre José Mª le va el vino, el que le regalan sus feligreses, en una de las pocas muestras de afecto de las que disfruta haciendo patente la soledad en la que los curas viven, dándole así más razones al joven Tomás que insiste en que los curas se puedan casar. La bebida, fruto del primer milagro de Jesús, y básica en el día a día de este sacerdote, le ayuda también a llevar mejor los sobresaltos que los arrebatos pasionales del seminarista le causan, como sus sermones revolucionarios y sus enfrentamientos con el obispo. Estas escenas son las que más carcajadas causaron entre el público, con el joven seminarista emocionado y vociferando en contra de los feligreses de pelos tintados y abrigos de visón mientras el cura se echa las manos a la cabeza viendo la que se

El padre José Mª y Tomás en una de sus clases. Foto:Pepe H

El padre José Mª y Tomás en una de sus clases. Foto:Pepe H

le viene encima. Pero al fin y al cabo, detrás de esa fachada de cura correcto el padre José Mª mira con envidia a Tomás y lo que de primeras es una lucha entre ambos termina convirtiéndose en una amistad de esas que imaginas que será para toda la vida. Pero no solo carcajadas, que las hubo, sino que Arturo Fernández también regala al público uno de los momentos más emotivos del interesante texto de Bill C.Davis a modo de confesión en forma de monólogo.

Una historia de actualidad pese a que fuera escrita hace más de 30 años, que tanto el paso del tiempo como la llegada del Papa Francisco ha vuelto a poner en el candelero. Enfrentados pone sobre la mesa un buen tema para discutir frente al Mar Menor anoche al salir del Auditorio del Parque Almansa.

 

Anuncios

Irás? Has ido? Cuéntanos tu experiencia!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s